Asfixiante hogar

ASFIXIANTE HOGAR

Nos espanta nuestro hogar
de promesas imposibles.
Somos cuerpos sin conexión
vínculos de una farsa triste.

Tus manos pequeñas
en mis manos grandes.
Nuestros labios se encuentran,
violación miserable.
Abrimos un abismo 
por el que desaparecemos tu y yo.

Otros rostros
y otras voces
me susurran lo mismo
noche tras noche.
Perdidos en un mundo
día a día repetido.

Dedico miles de horas
a tentar a la muerte, 
la muerte, 
la muerte.

Maldito deseo de hogar
en una tierra sin oxígeno,
en un volcánico caudal
nuestros cuerpos en el vacío.

Nos espanta nuestro hogar
de promesas sin memoria.
Nuestras vidas repentinas
se pierden en esta lluvia tóxica.

Bailamos sonámbulos 
en el vacío.
Agotada tu savia
y mi cuerpo aterido
se pierde en el recuerdo
en un deseo sin porvenir.

El lago de tus ojos,
a veces furtivo,
me salva del miedo 
y nos convertimos 
en simples  afluentes
de volcánico caudal.

Dedico miles de horas
a tentar a la muerte, 
la muerte, 
la muerte.

Maldito deseo de hogar
en una tierra sin oxígeno,
en un volcánico caudal
nuestros cuerpos en el vacío.

Maldito deseo de hogar
en una miserable violación
del sentimiento sin consuelo,
sin rastro tuyo de nuevo.

A %d blogueros les gusta esto: