Cuadro II

Sileno:
¡Hoooola! Heme aquí que me presento:
Yo soy Sileno,
hacedor de los deseos.
Si te atreves a saber,
¡Acércate!
¡Ju-ju!
¡Ja-ja!

Sileno yo soy.
Del destino su lector.
si lo quieres conocer.
¡Aléjate!
¡Ju-ju!
Pues nada se.

Oye, muchacho estate alerta.
No trates de abrir la puerta.
¡Nada hay detrás!
La oscuridad,
la misma que habita en tu corazón.

Arlechinno:
No entiendo nada.
Déjame en paz.

Sileno:
Permíteme que te lo explique otra vez.

Yo soy Sileno.
Habitante del espejo.
Un pobre y fugaz reflejo.
¡Acércate!
¡Ju-ju!
¡Ja-ja!

Sileno yo soy.
Una imagen del terror.
Si te atreves a mirar.
¡Aléjate!
¡Ju-ju!
Nada hay que ver

Tu corazón está vacío.
¿A quién quiere el pobre Arlechinno?
¡Levántate!
¡Despierta ya!
Pide un deseo y te lo concederé.

Arlechinno:
Cállate ya.
Me encuentro mal.

Sileno:
¿Mal de amores, quizás?

A %d blogueros les gusta esto: