Juan sin miedo

Había que hacer una pieza que combinase una atmósfera oscura con una melodía alegre y jovial. La escala de tonos enteros (con unos coros, claro) se presta perfectamente para la primera parte y luego una melodía divertida hace el resto.

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: