PLAYA DE PIEDRAS

 

Partitura

Llega a su cénit el sol duro
con sus brillos excesivos
de artificio blanco,
y el viento azota a los bañistas
en la playa de piedras grises,
manchadas por el negro pegajoso
de un navío naufragado.
Y las olas del mar de las medusas
exhalan jovial oscuridad,
y en mi rostro contusionado y febril restalla
el alma niño, su goloso magma suicida.
e infinitas lucecitas saladas
invaden salvajes mi pequeña geografía.

Peo se agitaba violenta la bandera amarilla
hasta deshilacharse en premonitorias
manchas de sangre cárdena…

La bestial ola y su resaca
remueven los cantos
que en mi cabeza colisionaban.
Gozoso buceo
en la tromba de agua y guijarros
que me aplasta y ahoga.

Y otra vez, una vez más,
¡¡¡plisss!!!, ¡¡¡plasss!!!, ¡y a empezar de nuevo!,
ofrezco a ese Neptuno airado y pedregoso,
envenenado por la brea del naufragio,
mi insolente reto infantil, furibundo, enajenado,
tan rematadamente cuerdo.

¿Cómo tan siquiera comprender
en aquél presente, éste,
desolación coagulada
de granito y cemento,
pura trasparencia plomiza, sin mar,
demencialmente sedienta?

A %d blogueros les gusta esto: